Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Disociación de las capacidades motoras orales: Evidencia de pacientes con trastornos del movimiento


Disociación de las capacidades motoras orales: Evidencia de pacientes con trastornos del movimiento

Anja Staigera,⁎, Theresa Schölderlea, Bettina Brendelb,c, Wolfram Zieglera

Resumen

Para producir un habla inteligible y de sonido natural, los movimientos de la musculatura respiratoria, laríngea, velofaríngea y articulatoria articulatoria tienen que ser orquestados rápidamente y con tiempo. Por lo tanto, la velocidad y la sincronización son algunos de los aspectos clave del control motor del habla (por ejemplo, Fletcher, 2010; Rosenbaum, 2010). La velocidad del habla, expresada como una proporción de unidades de habla en el tiempo (normalmente sílabas por segundo), es una medida establecida del ritmo del habla (Goldman-Eisler, 1956). Normalmente, se distingue entre la velocidad del habla, calculada como el número de unidades de habla por todo el tiempo de habla (incluyendo las pausas) y la tasa de articulación, calculada como el número de unidades de habla en intervalos sin pausa (Crystal y House, 1990). Las tasas de articulación medias en condiciones naturales se sitúan en de cinco a seis sílabas por segundo para el inglés y el alemán de RP. (Fletcher, 2010). Sin embargo, los índices pueden variar considerablemente en función de dentro del hablante (por ejemplo, longitud de la frase, estilo del discurso, formalidad, afecto) y entre los hablantes (por ejemplo, edad, sexo, estado de salud, factores neuromusculares; Jacewicz et al., 2009; Lindblom, 1990; Tsao y Weismer, 1997). Con respecto a esto último, un gran número de estudios acústicos estudios acústicos confirmaron una ralentización general del habla de los adultos de edad normal, causada, por ejemplo, por el aumento de la duración de las sílabas, los segmentos y los sub-segmentos. (por ejemplo, Amerman y Parnell, 1992; Ramig, 1983; Ryan y Burk, 1974; Smith et al. Burk, 1974; Smith et al., 1987). Los efectos del género son menores y menos consistentes.

ARTICULO ORIGINAL(CLIC AQUÍ)??

(DOWNLOAD-DESCARGAR)